jueves, 16 de febrero de 2012

DESCENSO DEL BARRANCO DE BADAJOZ


DESCENSO DEL BARRANCO
 DE BADAJOZ

La siguiente descripción es meramente informativa y no pretende ser una guía exacta del descenso del barranco, la geografía del mismo puede variar en temporada de lluvias, haciendo diferente tanto el acceso como el descenso. Cada cual realiza este tipo de actividades bajo su responsabilidad. Es aconsejable hacer el recorrido con guías conocedores del terreno.

FICHA DE LA RUTA

TÉRMINO MUNICIPAL: Güimar.
COMO LLEGAR: Desde el casco urbano de Güimar hay que ir hasta la plaza principal del Barrio de la Hoya y desde allí comienza una vía asfaltada hacia Las Coloradas.
COMIENZO: Al final del Camino de las Coloradas, donde termina el asfalto.
FINAL: Camino del Barranco de Badajoz, pista agrícola que transcurre por el cauce del barranco.
DIFICULTAD: Medio-Alta.
DURACIÓN: 1,30 horas para el acceso y 3 horas de descenso.
LONGITUD: Aproximadamente 3 kilómetros para el acceso y menos de 1 kilómetro de descenso.
PROVISIÓN DE AGUA: No.
LUGARES DE INTERÉS: Pista de las Coloradas; travesía por el canal de los 1000; Vistas panorámicas del Valle de Güimar desde el canal.
VENTAJAS: Vistas panorámicas desde el canal y espectacular descenso por un cauce angosto y sin apenas recorridos largos a pie. Posibilidad de ver Dragos (Dracaena draco) en estado salvaje.
INCONVENIENTES: Largo acceso hasta la cabecera del barranco.
EQUIPO IMPRESCINDIBLE: Equipo personal de descenso con baga de anclaje y caso imprescindible. Dos cuerdas de 60 m. y una de 40 m.
POSIBILIDAD DE ESCAPE ANTES DEL FINAL: No.
ESTADO DE LOS ANCLAJES: Muy bueno.
TIPO DE RUTA: Descenso de barrancos.

MAPAS Y CROQUIS




DESCRIPCIÓN DEL ACCESO

El acceso a la cabecera del Barranco de Badajoz es un poco largo y con un desnivel en algunos tramos muy acusado por una pista forestal que se adentra por el Paisaje Protegido de Siete Lomas en el Parque Natural de Corona Forestal. Para acceder a él debemos de ir al casco urbano de la Ciudad de Güimar, una vez en él buscaremos la Iglesia de San Pedro que está junto a la Plaza de San Pedro, por su trasera tomaremos la Calle Amigos del Arte hasta llegar a una rotonda, la cual dejaremos a nuestra izquierda para subir por la Calle Pablo Iglesias, que nos llevará directamente y siguiendo la señalización, al Barrio de La Hoya, justo en la plaza donde está la Ermita de la Hoya. Desde ahí parte el Camino de Las Coloradas, una carretera estrecha y asfaltada que en fuerte ascenso y después de unos quince minutos nos dejará en Las Coloradas, lugar de tradición agrícola donde se cultiva principalmente la vid y desde donde salen unos de los mejores vinos de la comarca. Una vez terminado el asfalto, donde hay suficiente sitio para aparcar, comienza una pista forestal en acusado ascenso que se adentra en el pinar; las Jaras (Cistus monspeliensis) y Amagantes (Cistus symphytifolius), junto a multitud de Vinagreras (Rumex lunaria) conforman la vegetación mas abundante. Un canal de agua acompaña el camino, éste se torna mas adelante en un suave llano muy fácil de recorrer. A los quince minutos del comienzo encontramos una bifurcación a la izquierda que tomaremos, entre Brezos (Erica arborea), Fayas (Myrica faya) y algún Laurel (Laurus azorica); el canal se pierde junto a la pista que acabamos de ignorar hacia la derecha.

Pico del Valle (d).

Pista de Las Coloradas.

La pista continua en moderado ascenso entre el pinar, el cual se aclara en muchas ocasiones para dejarnos admirar el paisaje del Valle de Güimar y la increíble masa rocosa del Pico del Valle. El último tramo de pista que queda está bordeado por una población muy numerosa Madroños (Arbutus canariensis) custodiados principalmente por un sotobosque de Amagantes (Cistus symphytifolius) y Brezos (Erica arborea), haciéndose notar también Taginastes (Echium virescens) y alguna Vinagrera (Rumex lunaria) aislada. Al final de la pista encontraremos un canal, una antigua conducción que pretendía llevar agua de las galerías del Valle de Güimar hacia toda la geografía insular, es el Canal de los Mil, así llamado por estar construido a una altitud de 1.000 metros sobre el nivel del mar.

Canal de los 1000.

Debemos tomar a la izquierda y caminar sobre el, aunque eso si, teniendo la máxima precaución de no pisar justo en medio de las losetas que lo tapan, ya que podremos llevarnos algún disgusto innecesario. El recorrido será muy sencillo, aunque a veces tendremos que sortearlo, ya que en muchas ocasiones la vegetación a invadido el paso, ésta consta de un precioso pinar con sotobosque de Brezos (Erica arborea) y Amagantes (Cistus symphytifolius). Este tramo que transcurre por una de las vertientes del Barranco del Agua, tiene unas maravillosas vistas de éste y de la Ladera de Güimar que parece estar muy cercana.

Febrero de 2012.

Tardaremos aproximadamente una hora en hacerlo, hasta encontrarnos con un túnel horadado en la roca por donde sigue su curso el canal y por donde tendremos que seguir hasta atravesarlo. Sobre el canal se encuentran unas antiguas edificaciones pertenecientes a la Galería del Aculadero y al otro lado, la cabecera del Barranco del Agua; traspasada la galería, habiendo sido necesario para ello usar luz artificial, tomaremos a la izquierda unos metros hasta llegar a la cabecera del barranco, desde donde comienza el descenso.


DESCRIPCIÓN TÉCNICA

Descenso muy espectacular por un cauce muy angosto y encajonado de paredes muy altas, donde existe la posibilidad de observar algunos ejemplares aislados de Dragos (Dracaena draco) que crecen en absoluta libertad. Consta de rápeles medianamente altos y sin apenas recorridos largos a pie, siendo un descenso bastante técnico por un barranco mítico de la isla que hace imprescindible su progresión.

 

R1: 10 m.

FICHA TÉCNICA

R1: 10m.
R2: 12m.
R3: 15m.
R4: 60m.
R5: 36m.
R6: 20m.
R7: 45m.
R8: 55m.
R9: 40m.
R10: 5m.
R11: 15m.
R12: 12m.






ÁLBUM DE FOTOGRAFÍAS









R4: 60 m.




       
R4: 60m.







Cauce después del descenso y Cueva del Cañizo (d).


HISTORIAS, LEYENDAS Y ANÉCTODAS



El Barranco de Chamoco, llamado así antes de la conquista, fue lugar de residencia del Mencey Acaymo, Rey del Menceyato de Güimar y mas adelante de su hijo el también Mencey Añaterve, del cual se dice que se arrojó de lo alto de la Fuga de los Cuatro Reales por sentirse traicionado por el conquistador Alonso Fernández de Lugo. Se cree que moraban en la inaccesible Cueva del Cañizo, llamada así porque en el techo de su interior hay un enrejado de varas de Sabina (Juniperus turbinata), que según algunas hipótesis de ritos funerarios, servían para poner a sus muertos a expensas de los Guirres (Neophron percnopterus percnopterus) para que éstos se los comieran y los llevaran con los dioses; otra teoría mas sana es que se usaba para secar el queso que hacían de la leche de sus ganados. El lugar fue un auténtico paraíso para residir; el continuo fluir de agua del barranco y la cantidad de manantiales procedentes de las altas cumbres de Izaña les proporcionaban agua mas que suficiente, la rica vegetación de árboles frutales como los Madroños (Arbutus canariensis) les proveían de alimento y la existencia de numerosas cuevas le daría refugio y escondite. La actual denominación del barranco en sustitución del nombre original se debe a que en el repartimiento de datas después de la conquista, en el año 1497, se le concedió a un colaborador de la causa llamado Juan de Badajoz una propiedad en el Barranco de Chamoco; a partir de ahí pasa a denominarse Barranco de Badajoz.
Muchos hechos misteriosos son los acaecidos en el Barranco de Badajoz y muchas leyendas inexplicables, como la de la “Niña de las Peras”, han hecho de este lugar uno de los sitios escogidos por expertos para estudiar fenómenos paranormales, como por ejemplo el canario Francisco Padrón y el Doctor Fernando Jiménez del Oso y mas recientemente por un equipo del programa de televisión Cuarto Milenio que dirige y presenta Iker Jiménez.



© Texto y fotografías de Francisco Fariña

    francisco_farina@yahoo.es

2 comentarios:

  1. Hola Francisco,

    estos días he estado por el sendero de las ventanas, aprovechando para localizar las cabeceras de los barrancos. La sorpresa fue que el cáncamo del 1º rapel del de Badajoz no esta. No sé a razón de que lo quitaron pero solo esta el esparrago roscado. Se ve que gente ha usado la tubería metálica como anclaje. Solo para que se sepa y se tenga costancia!

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu información , es muy valiosa. Siempre hay que llevar en la mochila anclajes de repuesto para estos casos; hay mucha gente que se dedica a quitarlos no se muy bien porque razón, porque el valor de cada chapa o argolla es ínfimo.

      Saludos.
      FRANCISCO FARIÑA

      Eliminar