jueves, 13 de enero de 2011

CHIVISAYA-MEDIA MONTAÑA-CHIVISAYA


CHIVISAYA-MEDIA MONTAÑA-CHIVISAYA
FICHA DE LA RUTA

TÉRMINO MUNICIPAL: Arafo.
COMO LLEGAR: En la entrada al casco urbano de Arafo, comienza la carretera TF-523 de acceso al Parque Nacional del Teide.
COMIENZO: En el kilómetro 10 de la carretera TF-523.
FINAL: Mismo lugar.
DIFICULTAD: Baja.
DURACIÓN: Indeterminada.
LONGITUD: Indeterminada.
PROVISIÓN DE AGUA: No.
LUGARES DE INTERÉS: Mirador de Chivisaya; Casa en Chivisaya; Casa de los Lomitos; Recorrido por el interior del Parque Natural de Corona Forestal; Restos de empedrado en Lomo Redondo; Galería del Charquillo, Media Montaña (1225 m.); Vistas panorámicas del Valle de Güimar al completo.
VENTAJAS: Una ruta desconocida en los altos del municipio de Arafo, cuyo regreso se puede realizar por dos caminos distintos.
INCONVENIENTES: Ruta sin señalizar y con riesgo de perder la traza del camino descrito. La segunda opción relatada es bastante complicada porque no hay camino definido y es fácil perder la senda descrita ya que la vegetación ha invadido la mayor parte del recorrido, incluso es dificultoso encontrar el principio.
TIPO DE RUTA: Senderismo.
CARTOGRAFÍA
DESCRIPCIÓN

La carretera de acceso al Parque Nacional del Teide que parte desde el municipio de Arafo, es una de las más concurridas por los visitantes de dicho espacio natural; está dotada de varios miradores en lugares estratégicos donde hay unas vistas panorámicas del Valle de Güimar que no se manifiestan desde otro lugar de la isla. Uno de ellos es el Mirador de Chivisaya, justo antes del punto kilométrico 10, donde está el comienzo de nuestro recorrido.
Mirador de Chivisaya (i); Casa de Chivisaya (d).
Barranco de Tapia.
Pasada la curva cerrada donde está situado dicho mirador y en la indicación de ese punto, hay una pista de asfalto que asciende hacia una casa aislada junto al Barranco de Tapia, límite natural de los municipios de Candelaria y Arafo. Subimos por dicha pista que discurre por el borde del barranco, teniendo las laderas de Media Montaña (1225 m.) en la vertiente contraria; una vez que rebasemos la casa, conectaremos con un sendero que cruza la cabecera del Barranco de Tapia y conecta luego con una pista agrícola que viene desde la carretera TF-523 y que da acceso a varias casas de campo aisladas en un pequeño valle en la desembocadura del Barranco de la Gota.
Siguiendo dicha pista delimitada por una valla, y antes de toparnos de frente con una puerta metálica que impide el paso a una finca particular, se desvía hacia la derecha por un camino medio perdido y muy degradado que se dirige hacia el pinar. Una vez en el interior de éste, el sendero se define y sigue su curso en fuerte ascenso hasta encontrarnos con la Casa de los Lomitos, una antigua edificación ruinosa situada en un llano, compuesta por la estancia principal junto a un aljibe y al otro lado del camino otra construcción mas pequeña.
Casa de Los Lomitos.
Pista forestal después de la Casa de Los Lomitos.
Continúa el camino por el Lomo del Rayo, vertiente sur del Barranco del Brezo, el cual conecta con el Barranco de Tapia al comienzo de la ruta y que también delimita ambos municipios. El recorrido no está marcado aunque el trazado sea indudable, no obstante cada vez es menos visible por el abandono del lugar, solamente el paso esporádico de personas a caballo lo mantiene mas o menos evidente. Un poco mas adelante conectaremos con una Pista Forestal, es la pista que comienza en el kilómetro 17 de la carretera TF-523 en las inmediaciones de Montaña Colorada (1695 m.) y termina justamente en la Casa de los Lomitos.
Pista forestal.
En dicha pista, la cual dibuja una curva muy cerrada, crecen enormes ejemplares de Cerrajones (Sonchus acaulis) y en los taludes que la bordean hay numerosos Chagorros (Sideritis oroteneriffae) y algunos Inciensos Canarios (Artemisia canariensis). El camino sigue ascendiendo evitando la pista y continua internándose en el pinar, teniendo al lado derecho el discurrir del Barranco del Brezo, un hondo cauce que separa la loma por la cual vamos andando de la vertiente contraria cargada de Codesos (Adenocarpus foliolosus), en la Morra de los Belloteros.


Vistas panorámicas del Valle de Güimar.
Desembocamos de nuevo en la pista y en esta ocasión tendremos que seguir su curso hacia la izquierda en suave descenso; en los taludes que forman el discurrir de dicha pista podremos ver multitud de Cerrajas (Sonchus acaulis), Bejeques (Aeonium ciliatum) y algunos ejemplares aislados de Flores de Mayo (Senecio webbii), junto a especies arbustivas como Escobones (Chamaecytisus proliferus) y Codesos de Cumbre (Adenocarpus foliolosus) entre un hermoso pinar de Pino Canario (Pinus canariensis). En algunos claros del bosque podremos distinguir a nuestras espaldas Montaña Colorada (1695 m.) y hacia la costa, la Ladera de Chafa que cierra el Valle de Güimar por el norte y casi a tiro de piedra la cumbre de Media Montaña (1225 m.). Sigue la pista por firme muy compacto y con desnivel inexistente por el borde de la Corona Forestal, hasta encontrarnos con el cauce del
Barranco de la Gota, una vez rebasado éste y cuando termina la recta siguiente, tendremos que estar muy atentos a la izquierda porque se inicia un estrecho sendero, ya terminado el pinar, que desciende zigzagueante entre numerosos y enormes ejemplares de Escobones (Chamaecytisus proliferus), Codesos (Adenocarpus foliolosus) y Taginastes (Echium virescens) y en un nivel mas de superficie, Chagorros (Sideritis oroteneriffae), Matoriscos (Lavadula canariensis) y Magarzas (Argyranthemum foeniculaceum) y localmente frecuente, alguna Gamona (Asphodelus aestivus) aislada.
Camino descendiendo por la Punta del Pinar.
Bejeque (i y c); Palomera (d).
Sigue la senda por la zona conocida como Punta del Pinar, en descenso por firme muy pedregoso y expuesto a continuos resbalones, con vistas a las Degolladas de Media Montaña, unos montículos junto a la cima principal de Media Montaña (1225 m.). Casi llegando al final del camino encontramos los restos de lo que seguramente sería un antiguo empedrado y tendremos que fijarnos muy detenidamente a la derecha, ya que hay un inapreciable sendero hacia el Barranco del Charquillo, desde donde viene la segunda opción para regresar desde la pista forestal.
Sigue la pista hacia la segunta variante de la ruta (i);
Lomo Redondo (d).
Restos de empedrado en Lomo Redondo (i);
Barranco del Charquillo (d).
Esta variante la tendremos que tomar a partir del comienzo de la senda que acabamos de descender y en ese punto seguir por la pista forestal unos 275 metros hasta que encontremos a la izquierda un mal camino muy perdido que desciende por Lomo Redondo, donde hay restos de empedrado sobre una superficie volcánica y muretes de piedra que delimitaron un antiguo camino; siguiendo este recorrido llegaremos al borde de la vertiente norte del Barranco del Charquillo, donde están unas edificaciones pertenecientes a la Galería del Charquillo situada en el cauce de dicho barranco y con un acceso por un canal de agua en desuso, hacia las Pendientes de Gorgo, lomo que está situado en la vertiente contraria, bajo el Lomo del Codeso.
Restos de lo que fue una antigua era de trilla (i).
Degolladas de Media Montaña.
El regreso de este recorrido lo haremos cruzando campo a través el barranquillo que separa Lomo Redondo del otro cerro siguiente, por donde baja el sendero de la primera opción; nos encontraremos con una era antigua y restos de huertas que fueron cultivables en tiempos remotos; después de cruzar un cauce poco profundo de un barranquillo sin importancia, llegaremos a un enorme Escobón (Chamaecytisus proliferus) en forma de pequeño árbol donde está el cruce de sendas antes mencionado y ya en el firme volcánico de Media Montaña (1225 m.), donde crecen multitud de Amapolas Californianas (Eschscholzia californica), tendremos que dirigirnos hacia el borde de las Degolladas de Media Montaña y deleitarnos con las fantásticas panorámicas que este lugar ofrece.
Pista por el borde de Media Montaña hacia el final de la ruta.
Riscos de Media Montaña (i); Pico del Valle (d).
Taginaste (c); Amapola californiana (d).
Por la trasera del cráter de Media Montaña (1225 m.), éste situado hacia el sur y cargado de un extenso pinar, tendremos que encontrar una pista ancha que desciende muy resbaladiza por las faldas de la montaña, hacia la cabecera del Barranco de Tapia, en las inmediaciones de la casa de Chivisaya, que encontramos al comienzo de la ruta, por lo tanto hemos hecho un recorrido circular por un paraje muy desconocido y solitario en los altos del Valle de Güimar.
Panorámicas.
© Texto y fotografías de Francisco Fariña
Francisco_farina@yahoo.es
http://franciscofarina.blogspot.com/

4 comentarios:

  1. Gracias por compartir tus rutas. Se queda uno embobado viendo esos paisajes...

    ResponderEliminar
  2. Un saludo !!
    Una ruta preciosa con unas vistas increíbles.

    ResponderEliminar
  3. Hola Francisco, tienes un blog estupendo. Nos inspiramos en ti en muchas de nuestras rutas. La pena (para nosotros) es que no pongas un track de las rutas para poder copiarlas en GPS.
    Gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
  4. FRANCISCO, APOYO LO QUE DICE FRANCISCO. DEBERÍAS PLANTEARTE ADJUNTAS EL TRACK PARA GPS

    ResponderEliminar