martes, 23 de febrero de 2016

CASERÍO DE CHÍO - CASERÍO DE CHIRCHE (Por el PR-TF-69)


CASERÍO DE CHÍO – CASERÍO DE CHIRCHE
(Por el PR-TF-69)



FICHA TÉCNICA:
TÉRMINO MUNICIPAL: Guía de Isora. 
COMO LLEGAR: Al Caserío de Chío se llega por la carretera TF-82 que cruza el núcleo principal de población del municipio de Guía de Isora, después de haber rebasado el punto kilométrico 34. 
COMIENZO: Caserío de Chío. 
FINAL: Caserío de Chirche. 
DIFICULTAD: Baja. 
DURACIÓN: 2 Horas. 
LONGITUD: 4,3 Km. 
PROVISIÓN DE AGUA: En el Caserío de Chío; Caserío de Chiguergue; Caserío de Chirche; Mirador de El Roquillo. 
LUGARES DE INTERÉS: Caserío de Chío (BIC) y Parroquia de San Juan Bautista; Caserío de Chiguergue y la Ermita de San Roque; Canal de Vergara; Caserío de Chirche (BIC) y la Iglesia de San Felipe Neri; Mirador de El Roquillo con vistas panorámicas de Guía de Isora. 
VENTAJAS: Tramo inicial del PR-TF-69 que termina 15 kilómetros después en el Caserío de Vera de Herques. 
INCONVENIENTES: Ninguno digno de mención. 
PELIGROSIDAD: Nula. 
TIPO DE RUTA: Senderismo. 


MAPAS Y CARTOGRAFÍA:


DESCRIPCIÓN:

Caserío de Chío.

Junto a la plaza principal del Caserío de Chío discurre la Calle San Juan Bautista y con ella la ETAPA VII del Camino Real del Sur; se encuentra también la Parroquia de San Juan Bautista, una Ermita levantada en el año 1960 por los propios vecinos de la zona sobre una antigua construcción del siglo XVII y que alberga alguna de las imágenes más representativas del lugar como son una de la Virgen de Nuestra Señora de la Paz y otra de San Juan Bautista. 
Parroquia de San Juan Bautista en Chío.
Partiendo de la misma y por la Calle Virgen de la Paz iremos haciendo un recorrido urbano hasta llegar al Paseo de la Libertad que es la carretera TF-82 a su paso por este lugar; cruzando dicha vía seguiremos por la Calle El Roquillo, donde hay un panel informativo y señales de dirección referentes al PR, que asciende con fuerte pendiente hacia el cementerio; una vez lleguemos al camposanto continúa después el Camino de la Zarza en forma de pista de tierra que va avanzando entre Tabaibas (Euphorbia lamarckii), Verodes (Kleinia neriifolia), Vinagreras (Rumex lunaria), Bejeques (Aeonium pseudourbicum) y otras muchas especies que crecen entre los muretes de piedra seca que bordean el recorrido. 


Camino de la Zarza.


La pista continúa algo pedregosa y con algunos tramos cementados, con un desnivel un poco mas acusado y entre huertas de cultivo y alguna casa de campo aislada con sus correspondientes parcelas labradas, donde podemos ver abundantes almendros que dan un color especial en temporada de floración. 




Llega un momento en que termina la pista y empieza una calzada con firme empedrado, que transcurre junto a una atarjea y unas tuberías de agua y que asciende hasta llegar a Cuatro Caminos, un cruce de caminos donde confluyen el Camino de la Tosca por nuestra derecha, el Camino el Mojón por la izquierda, el Camino de la Zarza que es el que venimos recorriendo y el Camino Cabeza Vaca; por este último seguiremos de frente descendiendo un tramo muy pedregoso hacia una vaguada bordeada por viejas huertas donde hay algunos almendros y grandes ejemplares de Escobones (Chamaecytisus proliferus), así como Cerrajones Arbóreos (Sonchus canariensis) y Tabaibas (Euphorbia lamarckii); luego el firme se vuelve muy pedregoso y el camino aparece bordeado por un muro de piedra seca bastante alto que lo va delimitando hasta coronar una loma donde termina conectando con una pista asfaltada. 


Firme volcánico y camino delimitado.



Continuamos por dicha pista que también está bordeada por un murete de piedra seca, crecen por los alrededores multitud de Corazoncillos (Lotus campylocladus) y Magarzas (Argyranthemum gracile), al igual que algunos Pinos Canarios (Pinus canariensis), Almendros y ejemplares aislados de Sabinas (Juniperus turbinata); la vía sigue su curso en ascenso hasta que desemboca en la Calle las Cuevas, donde hay un cruce con un panel informativo del PR y varias señales de dirección, una de ellas indica el inicio de la variante PR-TF-69.1 que se dirige por nuestra izquierda y en ascenso hacia Chasogo y hacia la derecha continúa nuestra marcha en dirección al próximo núcleo de población que es Chiguergue, distante a unos 0,5 Km. 


Conexión con el PR-TF-69.1.
Seguimos por las inmediaciones del Morro de Chiguergue por calle asfaltada, adentrándonos paulatinamente en el núcleo de población; a nuestra izquierda podremos ver junto a una casa una vieja era de trilla en buen estado de conservación y luego un mirador hacia la costa donde hay un panel informativo que explica la importancia de los diferentes elementos etnográficos que podremos visitar en el pueblo. Después de bajar una fuerte pendiente nos encontraremos en la bifurcación con la Calle San Roque, donde hay unas viejas casas de arquitectura típicamente canaria; por esa calle, si queremos, nos encontraremos trescientos cincuenta metros después con la pequeña Ermita de San Roque, situada en el centro de una plaza que se asoma a un mirador con vistas panorámicas hacia la costa.

 
Ermita de San Roque en Chiguergue (d).

Caserío de Chiguergue,


Avanzaremos por el llamado Camino de Chirche que continúa asfaltado entre muros de piedra seca y que discurre con vistas panorámicas hacia el municipio de Guía de Isora, el cual puede verse en su totalidad; por los bordes de la travesía y entre las viejas huertas crecen grandes ejemplares de Tabaibas (Euphorbia lamarckii), Almendros, Bejeques Punteros de Chío (Aeonium pseudourbicum) y algún Pino Canario (Pinus canariensis) aislado. 

Vistas a Pico Viejo (i).


Después de aproximadamente un kilómetro, abandonamos el asfalto para desviarnos hacia la izquierda por una senda pedregosa y definida con muretes de piedra seca y que discurre por una zona puramente volcánica entre coladas pertenecientes a erupciones del Teide (3718 m.) y Pico Viejo (3125 m.), que alberga vegetación característica de estos lugares tan agrestes y exigentes, como son Verodes (Kleinia neriifolia), Tabaibas (Euphorbia lamarckii), Pencones (Opuntia maxima), Vinagreras (Rumex lunaria) y un extenso, pero pobre pinar de Pino Canario (Pinus canariensis). 
El camino ha conservado en los tramos más empinados el viejo empedrado que hace más cómodo el trayecto y en todo momento iremos acompañados por una tubería de abasto de agua potable. 




Canal de Vergara (d).

Llegando a Chirche con vistas hacia la costa.


Más adelante llegaremos a la altura del Canal de Vergara, una infraestructura hídrica que pertenece a una comunidad privada de extracción y gestión del agua que proviene de la Galería de Vergara, situada en los altos del municipio de La Guancha; seguimos un pequeño tramo paralelo a la misma hasta que unos metros después tendremos que girar a la izquierda para seguir por el sendero llano y con firme pedregoso que nos ofrece unas estupendas vistas de Montaña Tejina (1046 m.) y que se va acercando al cercano Caserío de Chirche. 


Era antes de entrar en Chirche.

Caserío de Chirche.

Finalmente y después de zigzaguear un tramo con vistas panorámicas hacia Guía de Isora donde hay un vieja era, terminaremos en un trayecto empedrado que desciende hacia la Calle El Cornical, junto al polideportivo de la zona; por la misma calle iremos hasta entroncar con la Calle La Calzada que asciende con fuerte pendiente y pasa junto a la Iglesia de San Felipe Neri. 





Estando en la plaza que alberga la Iglesia, veremos una calle enfrente de la misma que se dirige entre las viviendas al inicio del Camino de la Vega por donde continuaremos, ya abandonando el PR, por firme empedrado hasta el Mirador de El Roquillo, un sitio privilegiado con una llave de agua para poder abastecernos, donde hay una cruz de madera y desde donde puede verse una bellísimas vistas panorámicas de los alrededores; daremos en este punto por concluida la ruta propuesta. 


Mirador hacia Guía de Isora en El Roquillo.



© Texto y fotografías de Francisco Fariña
    Francisco_farina@yahoo.es




jueves, 18 de febrero de 2016

RUTA 3 - ROQUES DE GARCÍA


PARQUE NACIONAL DEL TEIDE
RUTA 3
ROQUES DE GARCÍA



FICHA TÉCNICA
  TÉRMINO MUNICIPAL: La Orotava. 
COMO LLEGAR: Al punto de inicio de la ruta se llega por la carretera TF-21, ya dentro de los límites del Parque Nacional del Teide; entre los kilómetros 46 y 47, en las inmediaciones del Parador Nacional. 
COMIENZO: Mirador de la Ruleta. 
FINAL: Mismo lugar. 
DIFICULTAD: Baja. 
DURACIÓN: 2 Horas. 
LONGITUD: 3,5 Km. 
PROVISIÓN DE AGUA: En el Parador de Turismo. 
LUGARES DE INTERÉS: Mirador de la Ruleta; Roque Cinchado (2129 m.); Roque de la Burra (2198 m.); Roques de García; Roques Blancos; La Catedral (21378 m.). 
VENTAJAS: Recorrido muy fácil y señalizado como RUTA 3 perteneciente al Parque Nacional del Teide. Conexión con la RUTA 23, denominada Regatones Negros que asciende a Pico Viejo (3134 m.) y con la RUTA 26, que cruza parte del Llano de Ucanca y termina en el Mirador del Llano de Ucanca. 
INCONVENIENTES: Recorrido bastante masificado y visitado por muchos turistas. PELIGROSIDAD: Nula. 
TIPO DE RUTA: Senderismo.

MAPAS Y CARTOGRAFÍA


DESCRIPCIÓN:

Mirador de la Ruleta.

 
 La Catedral.
El Mirador de la Ruleta está situado a unos 2.100 metros de altitud, en el kilómetro 47 de la carretera TF-21; es uno de los miradores con más afluencia de turistas ya que está a poca distancia del Parador Nacional del Teide y a pocos kilómetros de la base del volcán, donde está el teleférico que asciende a La Rambleta. Desde el Parador parten varias rutas pertenecientes al Parque, la RUTA 19 y la RUTA 16 que discurren por Montaña Majúa y El Sanatorio respectivamente y se unen al final cerca de la base del Teide. La RUTA 31 que asciende a las Cumbres de Ucanca, la RUTA 4 llamada Siete Cañadas, que conecta con la emblemática RUTA 5, Degollada de Guajara y que tiene acceso directo con la RUTA 15 que corona Montaña Guajara (2715 m.), con la RUTA 8 denominada El Filo, con el GR-131 que se dirige a Arona y con el PR-TF-86 que desciende luego hacia el municipio de Arico. Todo este entramado de lugares y senderos hace que sea uno de los espacios más visitados del Parque e incluso de la isla; por todo ello para realizar esta sencilla ruta que proponemos, es conveniente iniciarla temprano para no coincidir con la visita masiva de turistas.

Montaña Guajara desde el Parador Nacional.
  
Roque Cinchado (i); Capilla junto al Parador (d).

Comenzaremos en el parquin de dicho mirador, donde hay una rotonda y el acceso directo al inicio del recorrido que es por un camino ancho con firme terroso que discurre bajo los primeros espigones rocosos pertenecientes al conjunto de Roque de García, un grupo de pitones y vértices rocosos alineado hacia Pico Viejo (3125 m.) de unos 2 Km. de longitud que se asientan en el centro de la llamada Caldera de las Cañadas, separando la misma en dos áreas diferenciadas, una occidental y otra oriental. Destaca notablemente el Roque Cinchado (2130 m.), también conocido como Árbol de Piedra, una formación geológica producto de los agentes erosivos y de un curioso perfil que se hizo muy popular a raíz de su aparición en los billetes de 1.000 pesetas.

 Montaña Guajara.



Seguimos el evidente recorrido, ya que se encuentra delimitado por varios postes y una cadena, que tienen la misión de impedir el paso a los roques; la vegetación es la característica del parque, que consta de Alhelíes del Teide (Erysimum scoparium), Rosalillos de Cumbre (Pterocephalus lasiospermus), Retamas del Teide (Spartocytisus supranubius) y Codesos del Teide (Adenocarpus viscosus), junto a otras menos abundantes; la dirección que seguimos nos permite ir observando la majestuosa imagen del Teide (3718 m.) y más ampliamente cuando rodeemos el Roque de la Burra (2198 m.), donde el sendero se estrecha notablemente completándose la imagen con la vista de Pico Viejo (3125 m.). A nuestras espaldas tampoco podemos obviar la panorámica de Montaña Guajara (2715 m.) que se alza impresionante sobre la inconfundible Cañada del Capricho, dejando ver también las instalaciones del Parador Nacional de Turismo.

Montaña Guajara.

 
 

Luego y con firme algo más pedregoso, continúa el sendero prácticamente llaneando y algo sinuoso entre el límite de los roques y el frente de una de las coladas pertenecientes a una de las erupciones del Teide; después llegaremos a los Roques Blancos, donde se alza también el Roque Méndez (2230 m.), los últimos promontorios rocosos de este complejo pétreo, donde veremos por nuestra derecha junto a una enorme bomba volcánica, el inicio de la RUTA 23 que se dirige en ascenso hacia Pico Viejo por la ruta llamada Regatones Negros; el paisaje que se vislumbra de esta ruta es impresionante ya que los amplios espacios agrestes y poblados de Retamas (Spartocytisus supranubius) y Rosalillos de Cumbre (Pterocephalus lasiospermus) dan la impresión y de hecho es cierto, de que es un recorrido bastante duro hasta coronar Pico Viejo (3125 m.); esta ruta también pasa cerca de las Cuevas de los Roques, una red de tubos volcánicos que se encuentran cerrados para evitar su visita y así su deterioro.

 Cueva de los Roques.
RUTA 23, Regatones Negros.

 


En unos pocos metros estaremos en una degollada que se asoma al Valle de Ucanca, es un mirador natural sobre una cascada de lava de color negro que está protegido con una cadena desde donde las vistas son espectaculares; puede verse en su totalidad el circo occidental de las Cañadas del Teide, donde se asienta el Llano de Ucanca y el gigantesco y accidentado murallón montañoso que lo cierra por el sur. 

Mirador natural hacia el Valle de Ucanca. 


 

Llegados al último de los peñascos, iniciamos el descenso por una vereda muy pedregosa y degradada que avanza sinuosa por un lomo volcánico y que va dejando ver la cascada lávica donde se encuentra el anterior mirador y la base de la mayoría de los roques por donde pasaba el sendero al principio. 

 

Un poco más adelante y si echamos la vista atrás, disfrutaremos de la vista de la base de los Roques Blancos en su totalidad con la espectacular imagen del Teide de fondo; giraremos paulatinamente a la izquierda para pegarnos a la base de los roques, con lo cual caminaremos sobre una colada de lava y seguiremos descendiendo, esta vez mas suavemente por un camino muy definido y con firme bastante compacto.

 


Seguiremos avanzando hasta llegar a un gigantesco llano que forma parte del llamado Llano de Ucanca, donde se eleva La Catedral, un pitón rocoso que se eleva a 2.137 metros de altitud sobre el nivel del mar y que alberga multitud de vías de escalada, por lo cual no nos debe extrañar el ver escaladores en alguna de sus paredes. En pocos metros estaremos en un cruce de senderos; por la derecha se inicia la RUTA 26 que cruza llaneando parte del Llano de Ucanca y termina 1,7 Km después en el Mirador de Ucanca, junto a la carretera TF-21.


 
RUTA 26, por el Llano de Ucanca.

Seguiremos por nuestra RUTA 3 que discurre por la base de La Catedral entre una población inmensa de Retamas del Teide (Spartocytisus supranubius) y Rosalillos de Cumbre (Pterocephalus lasiospermus); a partir de la Choza de los Chasneros comenzamos a ascender por un sinuoso camino donde podremos ver algunos ejemplares aislados de Taginaste Rojo (Echium wildpretii); si volvemos la vista atrás veremos como el paisaje se engrandece y se muestra a nuestros ojos con una imagen grandiosa de paisajes agrestes y volcánicos. 

  
Taginaste (Echium wildpretii).
La Catedral.
El sendero de subida se bifurca hacia la derecha en busca de algunas de las vías de escalada pertenecientes a La Catedral, nosotros seguiremos en ascenso con fuerte desnivel por el degradado y pedregoso sendero que termina poco después en el Mirador de la Ruleta; en este punto conviene quedarse a admirar el paisaje que rodea este precioso entorno, el amplio Llano de Ucanca bordeado por la cadena montañosa de Las Cañadas donde es posible distinguir el Andén del Gato, el Sombrero de Chasna, el Roque del Almendro y el Risco de la Magdalena, entre otros muchos; en primer término del llano veremos la Cañada del Corral, un amplio espacio delante de un frente de lava donde destaca La Isla, un cúmulo de material aislado en forma de montaña. En este lugar damos por terminada la ruta propuesta, conectando en el mismo punto de partida, con lo cual hemos realizado un recorrido circular dentro del Parque Nacional del Teide.







© Texto y fotografías de Francisco Fariña
    Francisco_farina@yahoo.es