lunes, 16 de octubre de 2017

CAMINO DE SANTIAGO 2017 - ETAPA VI - LOS ARCOS - LOGROÑO


CAMINO DE SANTIAGO 2017
ETAPA VI
LOS ARCOS - LOGROÑO


PRÓLOGO:

Nos enfrentamos hoy a la última y más larga etapa de nuestro viaje, un total de 28 kilómetros que lo tenemos que gestionar lo más rápidamente posible, porque cuando lleguemos al final de la misma, en la ciudad de Logroño, tendremos que tomar un autobús hacia Bilbao donde tenemos reserva para pasar allí tres días.
Nos salió todo como habíamos previsto a pesar del calor y de las paradas que hicimos para comer y visitar varios lugares con calma; llegamos a tiempo para recuperar nuestro equipaje y tomar el bus hasta la ciudad de Bilbao sin ningún contratiempo digno de mención.
 

DESCRIPCIÓN:

Iniciamos la última etapa en la Plaza de Santa María saliendo de la misma por el Portal de Castilla, una puerta de piedra del siglo XVII que da acceso a la carretera NA-129 que cruzaremos y enseguida vadeamos el Río Odrón por un puente que nos deja en los exteriores del Albergue Isaac Santiago. 
 
 Plaza de Santa María.

Continuamos por una pista cementada que sigue hasta el cementerio y que después se convierte en una pista de tierra estrecha que discurre entre unos huertos de olivos hasta llegar a un pequeño grupo de viviendas donde está la Ermita de San Blas, románica del siglo XII y situada junto al Camino pero en un entorno algo descuidado.

Portal de Castilla.


Continuamos la marcha dejando atrás una estación eléctrica y avanzamos por una pista de tierra que camina llaneando entre grandes extensiones de terreno cultivable y paralela a la carretera NA-1110, con la vista puesta en la próxima parada que será la población de Sansol. En un momento determinado, justo donde hay un viejo horno, hay una bifurcación que se desvía de la pista por la que vamos caminando hacia la derecha y que discurre en forma de sendero algo sinuoso que más adelante vuelve a conectar con otra pista agrícola. 



Siguiendo las indicaciones del Camino a base de mojones que se encuentran en cada cruce de pasajes, llegaremos a la carretera NA-7205, por la que iremos hacia la izquierda en suave descenso por el asfalto y con la silueta frente a nosotros del pueblo y su majestuosa Iglesia. Para evitar una curva de la carretera han habilitado un atajo entre unos terrenos que termina justo en la entrada del pueblo donde hay un bar para reponer fuerzas.
Entrada a la población de Sansol.

La entrada a Sansol es mediante la carretera comarcal y el Camino de Santiago cruza el pueblo hasta terminar en la carretera NA-1110; antes de salir del mismo visitamos la Iglesia Parroquial de San Zoilo, que luce una esbelta torre campanario, dicho templo es originario del siglo XVIII, que sustituye un templo anterior del siglo XVI; una pintoresca y coqueta plaza exterior en un entorno rústico nos ofrece unas vistas panorámicas muy bellas del entorno cercano y del siguiente pueblo que visitaremos distante apenas un kilómetro. 


Vista de Torres del Río desde Sansol.

 

Después de comprar algún recuerdo y algo de fruta en una pequeña tienda – colmado, nos dirigimos hacia la carretera y tras pisarla unos metros, nos desviamos hacia la izquierda y vamos por una rampa embaldosada que desciende hacia la siguiente población que es la villa medieval de Torres del Río, donde nos da la bienvenida el Puente de la Fuente Vieja, una pasarela románica recientemente restaurada que cruza el Río Linares; hay también unos viejos lavaderos y una fuente pública de agua. 


Puente de la Fuente Vieja, entrando a Torres del Río.

 Iglesia del Santo Sepulcro (dcha.).

Una cuesta cementada nos va adentrando en el casco urbano entre casas de piedra, pasando junto al edificio del ayuntamiento y la Iglesia del Santo Sepulcro, de planta octogonal y edificada al estilo románico navarro del siglo XII, que alberga en su interior un curioso Cristo Crucificado con cuatro clavos, de estilo románico. La Calle Mayor nos saca al exterior del pueblo para continuar por una vía de cemento que discurre entre algunas huertas y unas viejas casas de campo en dirección al cementerio, donde hay una fuente de agua. 



Luego sigue llaneando una pista de tierra que se cruza perpendicularmente con algunas otras que tienen acceso a las fincas de cultivo aledañas; al llegar a las inmediaciones de la carretera NA-1110 tomaremos una senda estrecha que transcurre paralela a la misma, cruzándola en un momento determinado hasta que lleguemos a la Ermita de la Virgen del Poyo, un solitario templo original del siglo XVI, edificado donde había un hospital de peregrinos desde el siglo XII; la imagen original de la Virgen del Poyo fue destruida en un incendio en 1949 y sustituida después por una fiel reproducción.

 Ermita de la Virgen del Poyo.


El Camino cruza luego la carretera y andamos unos metros por ella hasta que una desviación nos lleva por una pendiente a cruzar de nuevo otra carretera distinta y tomar una senda terrosa que va descendiendo poco a poco hacia el cauce del Barranco de Valdecornava, una garganta poco profunda que nos ofrece algunas zonas boscosas con sombra. 





Al salir del mismo encontramos en un cruce de pistas un puesto ambulante donde poder aprovisionarnos y luego continúa el Camino por pista con desnivel irregular, entre terrenos cultivados de viña y paralelo a la carretera NA-1110 hasta que lleguemos al Corral de Cornava, un edificio en ruinas al borde de la carretera. 


A partir de este punto cruzamos varias veces la carretera por rampas bastante empinadas y caminamos varios cientos de metros por el arcén de la misma y antes de entrar en la siguiente población, andaremos por una vereda que desemboca en la Calle del Cristo, en la entrada de Viana, donde nos espera una pequeña área de descanso con agua y sombra.
Portal de La Trinidad (izq.).

Las señales del Camino nos llevan a cruzar el Portal de la Trinidad, abierto en el siglo XVII para acceder a la ciudad; ya dentro del pueblo pasaremos por la Plaza del Coso y por la Calle Rúa Santa María, que encontramos muy bulliciosa, llegamos a la Plaza de los Fueros donde está el edificio del ayuntamiento y donde se alza la Parroquia de la Asunción de Santa María. La Iglesia es de estilo gótico de tres naves, originaria del siglo XIII con un retablo mayor en el interior del siglo XVII; actualmente está catalogada como Monumento Histórico Artístico.
Plaza de los Fueros, edificio del Ayuntamiento y 
Parroquia de la Asunción de Sta. María.

Siguiendo el recorrido de la calle principal y viendo que se nos pasaba la hora de comer, decidimos comprar provisiones en un supermercado cercano y pasar un rato de descanso y almuerzo en el césped que hay en el interior de las ruinas de la Iglesia - Fortaleza de San Pedro, un lugar ideal y a la sombra de grandes árboles con un balcón panorámico hacia las enormes praderas del entorno del Valle del Ebro y con vistas a Logroño, ya dentro de la Comunidad Autónoma de La Rioja.

Vistas hacia el Valle del Ebro desde Viana.


Para la salida de la ciudad las señales nos llevan por la Calle Fuente Vieja que conecta, después de dejar atrás una fuente de agua junto a la carretera, con una urbanización; la calle se convierte en una pista de tierra que se va alejando del núcleo urbano y que más adelante vuelve a aparecer asfaltada, discurriendo entre viñedos y paralela a la carretera N-111, la cual cruzaremos bajo un túnel, antes de encontrarnos con la Ermita de la Virgen de las Cuevas, documentada desde el siglo XIV, aunque el edificio actual es del siglo XVIII, único punto donde podremos refrescarnos y tomar agua antes del final de etapa.
 
Ermita Virgen de las Cuevas (dcha.).

 

Seguimos el Camino por una serie de pistas y sendas de grava hasta llegar a una pequeña zona boscosa que da paso a cruzar de nuevo la carretera N-111 por un puente de madera que concluye en otra zona boscosa que nos da un respiro, ya que ofrece bastante sombra; en este punto nos encontramos con el GR-99 o Camino Natural del Ebro, que viene desde Fontibre, donde nace el Río Ebro y se dirige a su desembocadura en el delta del Ebro, recorriendo un total de 1200 Km. 

Conexión con el GR-99, Camino Natural del Ebro.

Continuamos paralelo a la carretera nacional hasta que lleguemos a una nave industrial donde hay un cartel de la carretera que avisa de la entrada en la Comunidad Autónoma de la Rioja; seguimos por vía asfaltada y cruzando varios subterráneos que nos van alejando del polígono industrial y acercándonos al final, aunque esta carretera estrecha se hace interminable y algo más llevadera cuando nos reciba en el exterior de su casa una señora que nos ofrece refrescos y sello para nuestra credencial.

Puente de Piedra a la entrada de Logroño, fin del Camino2017.

Sigue el Camino en descenso y acercándonos cada vez más al núcleo de población, hasta que estemos en los exteriores del Cementerio Municipal; cruzamos la vía principal de entrada a la ciudad y caminamos por un ancho paseo entre cipreses que nos lleva a meternos de lleno en la Ciudad de Logroño por el llamado Puente de Piedra, que cruza el majestuoso Río Ebro, no sin antes fijarnos en dos antiguos fielatos que bordean el comienzo, siendo uno de ellos un centro de información al peregrino.

  Estancia en la ciudad de Bilbao.
Fin del Camino de Santiago 2017.


© Texto de Francisco Fariña
© Fotografías de Francisco Fariña y Cory Fariña