martes, 23 de agosto de 2011

CRUZ DEL CARMEN - TEGUESTE


PR-TF-12 Y PR-TF-12.1
CRUZ DEL CARMEN - TEGUESTE - CRUZ DEL CARMEN

FICHA DE LA RUTA

TÉRMINO MUNICIPAL: La Laguna y Tegueste.
COMO LLEGAR: Al Centro de Visitantes de la Cruz del Carmen se llega por la carretera de Las Mercedes, la TF-12 que comienza en Las Canteras.
COMIENZO: Centro de Visitantes de la Cruz del Carmen.
FINAL: Centro de Visitantes de la Cruz del Carmen.
DIFICULTAD: Media.
DURACIÓN: 5,30 horas.
LONGITUD: 16,6 Km.
PROVISIÓN DE AGUA: En el Centro de Visitantes de la Cruz del Carmen y en los bares y restaurantes de Tegueste.
LUGARES DE INTERÉS: Centro de Visitantes de la Cruz del Carmen; Escultura en la Mesa de la Orilla; Casa de la Orilla; Camino de la Orilla; Fuente de la Mocanera; Puente de Palo; Casco urbano de Tegueste; Iglesia de San Marcos Evangelista; Camino del Caidero.
VENTAJAS: Sendero circular y señalizado como PR-TF-12 y PR-TF-12.1 dentro del Parque Rural de Anaga y conexión con el PR-TF-12.2.
INCONVENIENTES: El Camino de la Orilla tiene algunos pasos bastante expuestos y puede ser muy resbaladizo en temporada de lluvias.
PELIGROSIDAD: Media.
TIPO DE RUTA: Senderismo.

CARTOGRAFÍA


 

DESCRIPCIÓN

Partiendo desde el Centro de Visitantes de la Cruz del Carmen y siguiendo el recorrido descrito, tanto para el PR-TF-11 que se dirige hacia Punta del Hidalgo, como para el PR-TF-12 que termina en Bajamar y que comparten camino, el primero hasta la Casa de Zapata y el siguiente sigue de largo hasta la pista forestal que comienza en las Cuadras de Don Benito, donde se desvía hacia el Barrio de Pedro Álvarez por el PR-TF-12.2; seguiremos en este punto el recorrido por el PR-TF-12 ignorando el anterior, por el cual regresaremos.

Señalización en las Cuadras de Don Benito.
 
Pista forestal.

Comienza el trazado en forma de pista forestal por el Cabezo de Don Benito, bastante ancha y que desciende progresivamente y en línea recta por firme compacto y algo pedregoso entre laurisilva compuesta mayoritariamente por Fayas (Myrica faya) y Brezos (Erica arborea), aunque también podemos ver otros árboles característicos como el Tejo (Erica platycodon), el Acebiño (Ilex canariensis) y algunos Laureles (Laurus azorica); el sotobosque está compuesto por Helecheras (Pteridium aquilinum), Capitanas (Phyllis nobla), Yedra Canaria (Hedera canariensis) y otras plantas exclusivas de la laurisilva.

 
En las inmediaciones del Juntadero.

En las inmediaciones del Lomo de los Picones se desvía de la pista hacia la derecha en forma de sendero y con evidente desnivel de bajada, entre algunos Pinos Insignes (Pinus radiata) hasta que un tramo resbaladizo, donde afloran sus raíces, nos hace desembocar de nuevo en otra pista forestal en El Juntadero, que se dirige hacia la derecha a los alrededores de la Casa de Don Benito. Seguiremos de frente por dicha pista, haciendo caso de una marca del PR; discurre llaneando y con firme arenoso entre el Fayal – Brezal (Myrica faya y Erica arborea) y algunas especies de sotobosque como Zarzas (rubus bollei) y Cerrajas (Sonchus acaulis); después de avanzar unos trescientos metros, nos encontraremos una bifurcación hacia la derecha que ignoraremos, que se dirige hacia la Punta del Hidalgo en forma de sendero, como así lo indica una señal de madera al principio del mismo; enseguida otra señalización, esta vez correspondiente a nuestro PR, nos obliga a desviarnos hacia la izquierda por una nueva pista forestal, la Pista de los Dornajos, evitando seguir de frente hacia El Moquinal.

 
Desvío hacia Punta del Hidalgo (i).

 
Pista de los Dornajos.

Atravesamos una valla de hierro que protege dicha pista y comenzamos por la Hoya del Guirre, un agradable recorrido entre laurisilva por firme compacto y en suave descenso; podremos observar todo tipo de vegetación de un ecosistema único y caminaremos protegidos por el mismo, haciendo que el recorrido sea muy agradable.

 

Bejeques (Aeonium ciliatum).

En unos pocos minutos el desnivel pasa a ser completamente llano y con firme muy compacto, en algunas ocasiones la gran cantidad de Zarzas (rubus bollei) que crecen en los bordes del recorrido casi taponan el paso, al igual que los Brezos (Erica arborea) y las Fayas (Myrica faya) forman un pasillo casi a la altura de nuestras cabezas. Mas adelante, en las inmediaciones del Lomo del Almagre, nos encontraremos la cabecera de un barranquillo con una surgencia permanente de agua, fruto de la filtración del hábitat cercano y que desemboca en el Barranco de la Goleta, en esta zona de poca profundidad. Sigue su curso el camino cada vez más estrecho y lo que empezó siendo una pista forestal, tiene aspecto de sendero al pasar por el Lomo de las Piedras y por el Lomo del Aserradero, donde la vegetación es abundante en Helecheras (Pteridium aquilinum), Capitanas (Phyllis nobla), algunos Bejeques (Aeonium ciliatum) y la exuberante Cresta de Gallo (Isoplexis canariensis), que con su inflorescencia color naranja destaca sobre las demás, como la Morgallana (Ranunculus cortusifolius) y la Malfurada (Hypericum glandulosum), que también son destacables al tener un color amarillo.

 
Pista de los Dornajos.

En la Hoya del Tanquillo el recorrido vuelve a tomar forma de pista forestal, esta vez con la característica de que se encuentra muy erosionada y de color rojizo, sobre todo en los taludes colindantes, dejando muchas raíces de los árboles al descubierto y ofreciéndonos una vista bastante curiosa; mas adelante un tramo rocoso de pared vuelve a resguardar un estrecho sendero rodeado de multitud de Zarzas (rubus bollei), pudiendo observar también algunas pequeñas poblaciones de Poleo (Mentha pulegium) junto a varias Cerrajas (Sonchus acaulis) y muchas Helecheras (Pteridium aquilinum). En algunos claros de la vegetación podremos ver una pequeña parte del núcleo urbano de Bajamar, en la costa, en la desembocadura del Barranco de La Goleta unido con el Barranco de Porlier y mas adelante, después de atravesar de nuevo un característico pasillo vegetal formado por Fayal – Brezal (Myrica faya y Erica arborea), el paisaje se expande hacia las laderas del Barranco de la Goleta, pudiendo observar perfectamente el PR-TF-12 como discurre en casi toda su extensión, que desciende vertiginosamente y sinuoso bajo el Roque del Moquinal (764 m.), la Mesa de Vargas y el Pico Izoque (602 m.), hacia dicha población costera, situada fuera de los límites municipales de Tegueste ya que pertenece a La Laguna, siendo un importante destino turístico vacacional.


Cerca de la Hoya de Los Palomos.

Mas adelante, en la Hoya del Palomo, pasaremos junto a algunos Castañeros que han crecido junto a la pista y curiosamente muy cerca, crece un Peral, llamando la atención ya que sobresale notablemente entre la laurisilva. Una ladera rocosa, desde donde cuelgan grandes cantidades de Brezos (Erica arborea) y demás vegetación, protege el camino de nuevo en forma de pista forestal, hasta que una señal del PR nos indica un brusco giro a la izquierda, después de dar por terminada la pista forestal por la cual hemos venido. De frente tenemos un hermoso bosque de Pinos Insignes (Pinus radiata) en el Cabezo de la Orilla y una nueva pista forestal que desciende paralela hacia el Lomo del Medio, una meseta que se asoma panorámicamente hacia el Valle de Tegueste, la Mesa de Tejina (592 m.), la cabecera del Barranco de Porlier y la población de Bajamar. Junto a la pista, en la Mesa de la Orilla y situada en una zona de repoblación, hay una escultura de piedra llamada “Germinal”, dedicada al donante de órganos, tallada por el escultor Pedro Zamorano.

Escultura "Germinal" en la Mesa de la Orilla.

 
Casa de La Orilla (d).

Rodeando este bosque por la izquierda llegaremos junto a un panel informativo que nos explica los motivos de la repoblación vegetal que se está realizando en esta zona; la pista forestal sigue su curso ascendente hacia el Lomo de los Picudos, contrariamente al sentido al que pretendemos seguir, por lo tanto tomaremos a la derecha descendiendo hacia la Casa de la Orilla, una casa en estado de abandono situada entre grandes ejemplares de Pinos Insignes (Pinus radiata) y algunos Eucaliptos (Eucalyptus globulus), al comienzo del Camino de la Orilla, donde hay un cartel de madera que indica la dirección correcta hacia Tegueste.

Vista general de Tegueste antes
del Camino de la Orilla.

Antes de bajar por dicho camino es conveniente hacer una parada en una degollada en forma de mirador natural situado sobre el Valle de Tegueste, proporcionándonos unas vistas impresionantes de dicho valle rodeado de cumbres como la Mesa Mota, la Montaña de la Bandera (762 m.) y la Montaña de la Calderita (468 m.) y principalmente por el pintoresco casco urbano de la ciudad, que es protagonista destacado de todo el conjunto paisajístico.

 
Camino de la Orilla.

El Camino de la Orilla comienza en fuerte pendiente, entre multitud de Codesos de Monte (Adenocarpus foliolosus), Inciensos (Artemisia thuscula), algunos Pencones (Opuntia maxima) y Bejeques (Aeonium ciliatum), desciende bruscamente por firme rocoso y luego con un pequeño tramo arcilloso que llanea suavemente, para luego volver a descender sinuoso y con algunos tramos muy expuestos, donde es conveniente extremar las precauciones sobre todo en temporada de lluvias, ya que puede convertirse en un firme muy resbaladizo.

 
Pasos delicados en el Camino de la Orilla.

 

Mas adelante encontraremos unos pasos muy verticales, donde se hace necesario utilizar las manos para descender con seguridad, ya que el sendero está formado por unas escaleras rocosas naturales; seguidamente un tramo de sendero junto a un afloramiento rocoso de piedra de tosca, nos hace intuir los restos de algunas cazoletas Guanches, que dan paso luego a un par de tramos algo delicados y terminar junto a numerosos Follaos (Viburnum rigidum), Bejeques (Aeonium ciliatum) y Tabaibas (Euphorbia mellifera), en un pequeño espacio abierto al valle desde donde podemos recrearnos con las vistas del mismo.

Vistas del Valle de Tegueste desde
el Camino de la Orilla.

Luego el sendero pierde su verticalidad, discurre entre algunas Piteras (Agave americana) e Inciensos (Artemisia thuscula) y se dirige hacia un gran Mocan (Visnea mocanera), en las inmediaciones de la Fuente de la Mocanera; un lugar muy importante en la historia de Tegueste, ya que era lugar de abastecimiento de agua para la población local y del ganado de todo el Valle de Tegueste hasta la Punta del Hidalgo, que se reunían en este punto durante varios días a la espera de satisfacer la sed de sus rebaños.


Cerca de la Fuente de la Mocanera.

 
Últimos tramos del Camino de la Orilla.

A partir de este punto veremos como el camino transcurre entre muretes de piedra bajo grandes árboles; discurre en descenso por firme pedregoso y muy ancho entre algunas Helecheras (Pteridium aquilinum), Pencones (Opuntia maxima) y mas adelante, junto a un frondoso Cañaveral (Arundo donax), donde también podemos ver alguna Higuera de las fincas colindantes; un poco mas adelante la traza del camino se estrecha considerablemente y continua entre los muros originales que lo delimitaban, bajando algo sinuoso hasta terminar por unas escalinatas de piedra en una pista asfaltada donde hay un cartel informativo que explica la importancia del lugar.

 
Inicio del Camino de la Orilla en la Calle el Caidero (d).

Esta pista es la Calle el Caidero, que sigue su curso descendiente hacia al núcleo urbano del municipio; seguimos por ella entre Brezos (Erica arborea) que crecen adosados al camino y algunos ejemplares jóvenes de Dragos (Dracaena draco), junto a algunas casas aisladas rodeadas de terrenos cultivables, para dirigimos hacia la Calle Puente Palo entre un pintoresco paisaje urbano; dicha calle era nexo de unión del núcleo fundacional del pueblo con el resto de la población, al existir un puente que cruza el Barranco de las Tapias, que mas adelante se une con el Barranco de las Ceras y luego se convierte en el Barranco Agua de Dios, un paraje declarado Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de Zona arqueológica, por haberse encontrado distintos yacimientos Guanches y varias cuevas de habitación y sepulcrales como la Cueva de los Cabezazos y la del Horno, entre muchas otras.

Calle Puente de Palo.

Rincón de Tegueste.

Al terminar la Calle Puente de Palo desembocaremos en la Calle de la Audiencia, seguimos en descenso hasta cruzarnos con la Calle Federico Fajardo que, hacia la izquierda, nos lleva directamente al centro principal del municipio, donde se encuentra el Ayuntamiento y la Iglesia de San Marcos Evangelista, situada en la Plaza de San Marcos, donde también se halla la Casa Prebendado Pacheco, morada del impulsor del desarrollo de Tegueste, construida en 1849 y utilizada en la actualidad como centro de exposiciones.

Iglesia de San Marcos Evangelista.

La Iglesia fue fundada en el año 1530 y alberga en su interior una imagen muy venerada de San Marcos, en cuyo honor se celebra una romería típica canaria todos los años; también es de destacar un precioso artesonado de madera en el techo y un Altar Mayor muy cuidado.
De regreso; no sin antes visitar con calma el centro urbano, incluso tomarnos un refrigerio en algún local cercano; desandaremos el recorrido hecho hasta el comienzo del Camino de la Orilla, después de pasar por el Puente de Palo y por la Calle el Caidero, seguiremos ascendiendo hasta el final del asfaltado donde hay un tanque de abastecimiento de agua y desde donde parte un estrecho sendero hacia la izquierda, es el Camino del Caidero, que remonta por el Lomo de las Piletas entre Inciensos (Artemisia thuscula), Pencones (Opuntia maxima) y Piteras (Agave americana), zigzagueando por firme compacto y en ocasiones pedregoso y dejando atrás unas bonitas vistas del valle.

 
Camino de El Caidero.

Vistas de Tegueste desde el Camino de El Caidero.

Un poco más adelante se interna en la laurisilva donde hay un alto muro de piedra que delimita el camino y donde crecen algunos Bejeques (Aeonium ciliatum); luego entre Fayas (Myrica faya) y algunos Acebiños (Ilex canariensis), comienza a circular con fuerte pendiente junto al Barranquillo de Nieto, el cual tiene algunos saltaderos muy húmedos por donde fluye, en épocas mas lluviosas, un hilillo de agua que mantiene el verdor característico de este tipo de bosque.

 
Camino de El Caidero hacia el PR-TF-12.2.
 

Sigue el ascenso bastante sinuoso, rodeados de laurisilva y con algunos miradores naturales hacia el valle, hasta que en un momento determinado, donde hay algunos escalones tallados en el terreno, nos dará paso al PR-TF-12.2 que se dirige al Barrio de Pedro Álvarez por el Camino del Nieto que comienza en Las Lajas, junto al Lomo de los Rivero.

 
 
Barrial de Nieto (i); cerca de las Cuadras de Don Benito (d).

 
Señalización en las inmediaciones de las
Cuadras de Don Benito.
A partir de este punto tendremos que seguir las indicaciones de dicho sendero señalizado, aunque en sentido contrario, dirigiéndonos por el Barrial de Nieto hacia la pista forestal en las inmediaciones del Lomo de los Picudos, para luego desviarnos por otra pista mas estrecha hasta las Cuadras de Don Benito y desde allí seguir ascendiendo por la Cruz de Begía, junto a la carretera TF-143 que sirve de acceso al Caserío de El Batán, hasta encontrarnos de nuevo con otra pista forestal que se dirige a la Casa Forestal de Zapata y una vez allí seguir, sin dificultad, hasta terminar en la Cruz del Carmen.


 

© Texto y fotografías de Francisco Fariña

 


2 comentarios:

  1. Precioso recorrido. Muchas gracias por compartirlo.

    Salud!

    ResponderEliminar
  2. Hay mucho esfuerzo y un gran trabajo en esta página. Gracias por compartirla

    ResponderEliminar