jueves, 10 de mayo de 2018

CENTRO DE VISITANTES JUEGO DE BOLAS - MIRADOR DE ABRANTE


CENTRO DE VISITANTES JUEGO DE BOLAS –
MIRADOR DE ABRANTE


FICHA TÉCNICA

TÉRMINO MUNICIPAL: Agulo (La Gomera).
CÓMO LLEGAR: Entre los puntos kilométricos 28 y 29 de la carretera GM-1 que une el municipio de Agulo con el de Vallehermoso, hay una bifurcación señalizada con la carretera CV-5 que conecta directamente con el Centro de Visitantes Juego de Bolas.
COMIENZO: Centro de Visitantes Juego de Bolas del Parque Nacional de Garajonay.
FINAL: Mirador de Abrante.
DIFICULTAD: Baja.
DURACIÓN: 2 Horas.
LONGITUD: 2.8 Km.
PROVISIÓN DE AGUA: En el Centro de Visitantes y en el restaurante que hay en el Mirador de Abrante.
LUGARES DE INTERÉS: Centro de Visitantes Juego de Bolas; Camino del Roquillo; Mirador de Abrante; Acantilado del Barranco de Piedra Gorda.
VENTAJAS: Recorrido sencillo y corto con vistas panorámicas espectaculares.
INCONVENIENTES: El Mirador de Abrante suele tener bastante afluencia de turistas.
PELIGROSIDAD: Ninguna digna de mención.
TIPO DE RUTA: Senderismo.

MAPAS Y CARTOGRAFÍA


DESCRIPCIÓN:

Antes de iniciar la ruta hacia el Mirador de Abrante, es recomendable hacer una visita al Centro de Interpretación del Parque Nacional, para disfrutar de las salas de exposición que allí se encuentran y que ofrecen una información muy completa de dicho entorno natural y en particular de la isla de La Gomera. 

Interior del Centro de Visitantes.

Sendero de acceso al mirador.

En el exterior de este, podremos admirar una completa exposición de la flora endémica de la isla y del ecosistema de Canarias, incluido por supuesto una amplia representación de las especies características de la laurisilva. 

Panorámica desde el mirador del Centro de Visitantes.

Hay también un mirador al cual se accede por una serie de pasarelas de madera, que se asoma al valle que está protegido por la cuerda montañosa que separa los municipios de Agulo y Hermigua y por donde discurre el cauce del Barranco de la Palmita, que desemboca en la Presa de la Palmita y luego en el llamado Saltadero o Chorro de Agulo.

Exterior del Centro de Visitantes.

Inicio de la ruta por el GR-132.

Iniciamos la ruta por la carretera de acceso al Mirador de Abrante y en pocos metros nos desviamos hacia la izquierda por una pista de tierra que discurre paralela a las instalaciones del Centro de Visitantes; hay un poste de madera con señalización del GR-132 el llamado Camino Natural Costas de La Gomera, un sendero homologado de gran recorrido que circunda la totalidad del perímetro de la isla por las medianías y zonas costeras; también hay señalización del PR-LG-5 que se dirige hacia la población de Agulo. 

Barranco de La Palmita (izq.)

Vistas panorámicas hacia El Teide (3718 m.).

La pista avanza paralela a la carretera, que la tendremos a un nivel inferior en la loma por la cual discurre; iremos en suave descenso bordeando las faldas del Cabezo de la Jaya (791 m.) donde crecen gran cantidad de Jaguarzos (Cistus monspeliensis), algunos Brezos (Erica arborea), Piteras (Agave americana) y Pencones (Opuntia maxima). A los pocos metros estaremos en un promontorio de tosca rojiza situado sobre Las Majadas, donde hay un mojón que señala el punto kilométrico 33 del GR-132, este lugar forma un asomadero natural expuesto al entorno visual formado por el cauce del Barranco de la Palmita, donde es posible observar la bonita estampa de la silueta del Teide (3718 m.) en el horizonte; a la izquierda hay una bifurcación que termina pocos metros después en el exterior de una vivienda abandonada. 


De vuelta al recorrido principal tendremos que continuar en descenso por la pista de tierra que discurre protegida por un muro de piedra seca bajo grandes ejemplares de Brezos (Erica arborea), que crecen acompañados de un sotobosque de Zarzas (Rubus ulmifolius) y algunas Helecheras (Diplazium caudatum); luego continúa por un tramo empedrado medianamente conservado que avanza bajo el Risco de las Majadas y después sobre un firme bastante pedregoso que se encuentra cimentado sobre un muro de piedra perfectamente realizado, es cuando atravesamos un pequeño bosque de Pinos Piñoneros (Pinus pinea) que se extiende por nuestra derecha por las resbaladeras que forman el cauce del barranco. 



Tramo empedrado.



Más adelante, después de rebasar el pinar, caminaremos sobre firme compacto, de origen volcánico, formado de tosca de color rojizo y llegaremos a una bifurcación de caminos donde hay un poste con varias señales en la zona conocida como El Embocadero; a la izquierda continúa el GR dirección Agulo por el Camino del Roquillo y continuaremos por el mismo cruzando una zona vallada y escalonada, delimitada con troncos de madera, donde también hay un puente hecho del mismo material, hasta llegar a un mirador natural sobre Las Cordilleras, donde podremos disfrutar de las bellas panorámicas de la cuenca del Barranco de la Piedra Gorda que discurre bajo El Sepo, un amplio espacio llano situado en la vertiente contraria a nuestra situación; también es posible ver varios caseríos dispersos alrededor de El Pico de Jimonete (759 m.).

Señalización del GR-132.

Desandamos el camino ascendiendo hasta donde estaba la anterior bifurcación y veremos en las señales allí expuestas como el PR-LG-5 continúa en descenso serpenteando con firme compacto de tosca rojiza entre multitud de especies vegetales de repoblación, donde podemos ver Escobones (Chamaecytisus proliferus), Tejos (Erica platycodon), Mocaneras (Visnea mocanera), Brezos (Erica arborea) y muchas otras. 


GR-132 en dirección hacia Agulo.

En un momento determinado, en la zona de La Cordillera, tendremos a la vista el final de la ruta en el Mirador de Abrante, que se asoma al acantilado y al horizonte marino donde es perfectamente perceptible la espectacular silueta del Teide (3718 m.). 



Camino del Roquillo.

Sigue avanzando la vereda bastante sinuosa que está marcada en el terreno, por una lomada que discurre entre multitud de barranquillos que se extienden paralelamente unos de otros, por donde ocasionalmente se introduce el paso; al llegar a la altura del mirador, en vez de ir hacia él, iremos a la izquierda alejándonos del mismo para ir hacia el borde del acantilado y disfrutar de las panorámicas que nos ofrece la meseta situada sobre el Lomo de Cibrián. 


Mirador de Abrante.

Vistas hacia El Sepo.


Nos dirigimos al borde del acantilado que forma parte del Barranco de la Piedra Gorda, en el cauce distinguimos perfectamente la desembocadura de dicho barranco en la Playa de San Marcos y por un costado de la ladera, la carretera que va a Vallehermoso; en la vertiente contraria se alza la meseta llamada El Sepo, situada sobre la cumbre rocosa donde está La Taparucha (293 m.) y La Campana (212 m.), dos promontorios rocosos que forman parte de dicha cresta y que termina en la costa.




Seguimos bordeando el acantilado a nuestra elección, remontando y descendiendo las numerosas crestas de material volcánico rojizo del que está formado el terreno; iremos hacia la derecha sobre el Lomo de Cibrián y el Risco de Abrante hasta la zona de la Ladera del Paso donde veremos una pista de acceso por donde caminaremos en suave ascenso bordeando una cañada y que en pocos metros nos deja en el aparcamiento del Mirador de Abrante. 




Este es un lugar estratégicamente situado sobre el Valle de Agulo a unos seiscientos metros de altitud sobre el nivel del mar y que se extiende entre el Lomo de Cibrián, una cresta que termina en La Caparuza (406 m.) y La Punta (552 m.), punto conclusivo de una lomada que cierra el valle por el noreste; en sus instalaciones hay un restaurante con una terraza panorámica y el acceso a un espectacular mirador acristalado que sobresale sobre el vacío del acantilado y que ofrece unas vistas inusuales del Valle de Agulo, pudiendo distinguir perfectamente el núcleo urbano del municipio que se asienta bajo los majestuosos riscos que circundan el desfiladero y donde también es posible disfrutar de las vistas del Teide (3718 m.) en la vecina isla de Tenerife.

Mirador de Abrante.

A partir de aquí se puede regresar al punto de partida desandando el mismo recorrido desde el Centro de Visitantes o conectando con una vereda que desciende bruscamente y muy sinuosa por una de las laderas del Barranco de La Palmita que desemboca en el Camino de los Pasos, en las inmediaciones de la Presa de la Palmita; una vez allí tendremos dos opciones, a la derecha el regreso al Centro de Visitantes Juego de Bolas por las Casas del Chorro y a la izquierda bajar al pueblo de Agulo por una senda muy empinada, expuesta y zigzagueante que desciende por Los Andenes de Abrante hasta llegar al casco urbano.

Hacia el Camino de los Pasos dirección Agulo.

© Texto y fotografías de Francisco Fariña


1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar